• Natasha Patiño

Límites versus Muros Parte 1: Comprender por qué los Muros son Tóxicas para las Relaciones



¡Hola a todos! Natasha aquí, y estoy lista para hablar sobre un tema muy importante .... ¡¡LÍMITES!!



¡Este es un tema tan importante, que es demasiado para escribir en un blog! Esta es la primera parte ... así que este atentos a la parte 2 (tal vez 3) de mis blogs. 😊Un tema importante que veo con mis pacientes son sus dificultades para hablar por sí mismos, ya sea ser demasiado agresivo o pasivo. Durante estos próximos blogs, me referiré principalmente a (en mi opinión) uno de los mejores libros sobre límites, que se llama "Límites. Cuando Decir Si, Cuando Decir No. Tome el Control de Su Vida" por el Dr. Henry Cloud y el Dr. John Townsend. También tienen diferentes variaciones de esto, como "Límites en el Noviazgo", "Límites en el Matrimonio" y "Límites Para Nuestros Hijos.”



No puedo recomendar este libro lo suficiente, y ha ayudado a muchas familias a entender por qué esto es tan importante. También hay algunos componentes basados en la fe, con referencia a las Escrituras para ayudar a respaldar sus declaraciones, para que sepan. Sin embargo, todavía he tenido muchos pacientes que obtienen mucho de este libro, incluso si no son religiosos. Por favor, tómese el tiempo para ordenar este libro antes de terminar el blog, cuesta $19.12 en Amazon 😊


Así que comencemos…. ¿Cuál es la diferencia entre límites y muros?!! ¡Muy buena pregunta! El blog de hoy se centrará en los muros…. Así que vamos a empezar.





MUROS:


¡Estos no son saludables!!! Estos mantienen a todos fuera, tanto buenos como malos. Imagina El Gran Muro de China... estás de un lado y la otra persona está en el otro. No hay espacio para la conexión. La gente usa muros para protegerse, pero como mantienen a todos fuera, tienden a sentirse solos. Uno puede hacer esto pasiva o agresivamente, de cualquier manera, al final no se sienten tan bien. Pasivamente no decimos nada, hacemos comentarios pasivos agresivos, nos ponemos fríos con nuestras parejas, “quitamos” el amor (por ejemplo, no ser tan cariñosos). Con muros agresivos explotamos, levantamos la voz, usamos lenguaje del cuerpo agresivo, palabras malsonantes, insultamos, etc. Aquí hay algunos escenarios para mostrarle cómo funcionan:



ESCENARIO 1: Ejemplo de pareja íntima:


Digamos que un esposo llega a casa del trabajo a las 8:15 p.m. en lugar de sus 7 p.m. Trabajó hasta tarde y perdió la noción del tiempo. Su esposa se preocupó primero porque no había tenido noticias de él, pero cuando ve que su auto va llegando a la entrada, se convierte en frustración. "¿Por qué no me dijo que iba a llegar tan tarde?!!", piensa. "La cena esta fría y estaba estresada por nada".


· MURO PASIVO (también conocido como ser pasivo agresivo)

Esposo: (entra por la puerta principal) "Hola amor, como estas? ¿Tuviste un buen día?"

Esposa: (frente a su computadora escribiendo, evitando mirarlo a los ojos). "Estoy bien, solo ocupado". (¡Ay... tan corto y frío!)

Esposo: "Okay" (confundido). "Um ... ¿estás bien?" (él está pensando, 'ella estaba bien cuando hablé con ella antes')

Esposa: (sigue escribiendo agresivamente). "Estoy bien". (Lo mira, plano, frío). "¡¿Necesitas algo ?!" (gritándole)

Esposo: "¿Qué te pasa? ¿Por qué estás siendo así?"

Esposa: "¿Como qué?!! Estoy bien, ¿por qué sigues preguntándome? Y para que sepas, la cena está en el horno, aunque probablemente este frío (comentario pasivo agresivo porque llegó tarde). Voy a trabajar hasta tarde esta noche en estos proyectos".


......................... probablemente esta conversación no va terminar muy bien!!! Ella está hirviendo con tanta ira, ¡pone un muro importante entre ellos! Probablemente él come solo, ella trabaja hasta tarde, ven la televisión en cuartos separados, es tenso en el hogar. Tal vez él duerme en el sofá, ella sigue fría con él por la mañana (ver.... quitando el amor). ¿Y cuándo lo piensas... probablemente el ni siquiera sabe lo que hizo mal? Y se pregunta qué le pasa a su esposa porque ella estaba bien antes cuando hablaron. ¡¡¡Estos son muros!!!


· MURO AGRESIVO

Esposo: (entra por la puerta principal) "Hola amor, como estas? ¿Tuviste un buen día?"

Esposa: (tono agresivo, y ruidoso) Bueno.... ¡¡La verdad es que no!! ¡¡He estado preocupado por ti durante la última hora!! Pero además de eso, ¡¡muy bien!! (sarcasmo)". (¡Ella se enfrenta a él, con los brazos cruzados, lista para una pelea!)

Esposo: "Acabo de llegar a casa, ¿por qué tienes que ser así? No tengo la energía para pelear."

Esposa: "¡Bueno, centrémonos en ti y asegurémonos de que estés bien! (Tono sarcástico) ¿Qué hay de mí?!! Eres tan egoísta que ni siquiera pudiste levantar el teléfono y hacerme saber que vas a llegar tarde".


...................... bueno, al menos esta vez sabe lo que hizo mal!! Pero, debido a su tono agresivo, en lugar de que él pide disculpas, está en modo de ataque al igual que ella. Su noche no va bien, tal vez algunos gritos más, palabras malsonadas, tensión y palabras de las que probablemente se arrepentirán más tarde. Esta es otra forma de un muro.... ahora hay distancia entre ellos.



ESCENARIO 2: Ejemplo de trabajo:


Un gerente de restaurante necesita ayuda adicional este próximo domingo, ya que tienen poco personal. Le pregunta a Andy (que está libre ese día, pero ya tiene planes con amigos), si puede trabajar un doble turno. Aquí está la conversación:


· MURO PASIVO

Gerente: "Hola Andy, sé que no trabajas el domingo, pero tenemos poco personal esa noche. ¿Hay alguna manera de que puedas trabajar el doble?!! ¡Me ayudarías mucho!"

Andy: (se siente presionado) "Um.... okay. Está bien". (Al instante se arrepiente de haber dicho "sí" y está de mal humor el resto de la noche).

....................... Llega el domingo por la noche y Andy está actuando raro. De mal humor, corto con los clientes y molesto porque 'tiene' que trabajar. Pero... ¡No! Tenía una opción, y dijo: 'sí' cuando debería haber dicho 'no.' Ahora está enojado con su jefe, enojado consigo mismo ... y está atrapado en esta situación. No va a la cena con sus amigos, y…. ¡Odia su trabajo, odia todo! ☹


· MURO AGRESIVO

Gerente: "Hola Andy, sé que no trabajas el domingo, pero tenemos poco personal esa noche. ¿Hay alguna manera de que puedas trabajar el doble?!! ¡Me ayudarías mucho!"

Andy: (se siente presionado) "¡No, sabes que no trabajo los domingos!" (Corto, y de una manera grosera).

Gerente: "Está bien, lo siento. Solo estaba preguntando; no tienes que tener esa actitud".

............. ¡¡I-N-C-O-M-O-D-A noche en el trabajo!! Tal vez incluso toda la semana. Andy puso muros con su jefe cuando su jefe solo estaba haciendo una pregunta legítima. Podría haberlo dicho mucho mejor y ahora su buena relación del trabajo es tensa.


ESCENARIO 3: Ejemplo de terapeuta:


Digamos que estoy trabajando con una joven adulta, su nombre es Alexandra. Nos hemos visto durante varias sesiones, hemos construido una buena relación, y hace poco empecé a llamarla "Alex" de cariño, pero eso no le gusta. Alguien en su pasado que la lastimó, la llamó así y ella lo odia. Veamos qué pasa con estos muros:


· MURO PASIVO

Yo: "¡Alex, dime cómo te fue durante las navidades con tu familia! Sé que estabas emocionada de verlos".

Alexandra: (molesta, pensando 'por qué me sigue llamando así') "Bien". (Tono corto y frío).

Yo: "Okay. (un poco confundido). Bueno... ¿quieres hablar de cómo fueron las cosas?"

Alexandra: "No". (Se sienta más atrás en el sofá, pone un cojín de sofá en su falda como un muro para mí).

Yo: (súper herida) "Bueno, me alegro de que haya ido bien". (Pausa incómoda. Estoy pensando, '¿por qué está siendo así conmigo?')

................ Entonces, esta va a ser una sesión incómoda. Hay tensión, no sé por qué. Tal vez Alexandra deja de venir a verme porque prefiere evitarme en vez de decirme qué pasa. Esta relación se ha visto afectada negativamente. Y otra vez... No sé qué hice mal.


· MURO AGRESIVO

Yo: "¡Alex, dime cómo te fue durante las navidades con tu familia! Sé que estabas emocionado de verlos".

Alexandra: "¡Es Alexandra, no Alex!" (Tono grosero, agresivo y corto).

Yo: "Oh, okay, desearía que me lo hubieras dicho antes".

Alexandra: "Bueno, sí. No me gusta. " (Cara seria, me mira enojado).

Yo: "Está bien, ya no te llamaré así". (Silencio incómodo).


................... Sí, las cosas se ponen raras. El resto de la sesión yo podría estar súper nerviosa por lo que hice, preocupada por ofenderla nuevamente y tengo mucho cuidado para evitar otro problema. Alexandra ya sabe en el fondo que no volverá a verme. Alexandra también puede sentirse un poco mal, por hablarme de mala forma. Otra vez.... la relación probablemente se rompa.


Los tres ejemplos parecían ser buenas personas que se preocupaban por la otra persona, ¡¿y ves cómo daña las relaciones?! Así que hablar por ti mismo no es solo para las personas tóxicas, sino para todos.



¿POR QUÉ PONEMOS MUROS?


Parte de nuestro viaje terapéutico es entendernos a nosotros mismos y por qué hacemos las cosas. Descubrir qué hacemos que no sea saludable y comenzamos a desarrollar patrones más saludables. Entender por qué hacemos muros y cómo los hacemos, específicamente, es parte de ese viaje. Lo que he visto a lo largo de los años es que hacemos muros por varias razones, como una forma de protegernos. Tener padres/ejemplos que nos modelaron los muros es una de las principales razones por las que las hacemos. Tal vez tuvimos un padre que exploto cuando estaba enojado (muros agresivos) o uno que no habló y a menudo dio el enfoque sumiso poco saludable (pasivo). Otra gran razón es si hemos pasado un trauma en nuestras vidas, especialmente en la infancia. Nos mantenemos en un estado activado, listo para pelear o huir constantemente que nos hacen saltar rápido y ponernos a la defensiva, porque somos rápidos para percibir las cosas como amenazas. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a ir más despacio y trabajar en la construcción de una comunicación más saludable.


CONSEJOS:


1.) Realiza regularmente actividades para aliviar el estrés. ¿Por qué esto está relacionado con los muros, dices? Bueno, porque si te mantienes en un estado de estrés, entonces eres rápido para ponerlos. Si, por ejemplo, saliste a correr antes de una discusión, tiendes a estar más tranquilo y responder mejor, en lugar de rápido e impulsivamente. Ejemplos serían caminar a tu perro, correr, yoga, leer, pasatiempos, etc.


2.) Cuando te sientas enojada por lo que alguien dice / hace, ¡toma AL MENOS una respiración profunda antes de decir algo! Esto puede parecer simple, pero es realmente poderoso. Lo que hace, es ayudarte a pensar antes de hablar, y filtrar tus palabras para que salga más agradable y asertivo.


3.) Si estás tan molesto y una respiración profunda no es suficiente (por ejemplo, ya tuviste muchos desencadenantes ese día), aléjate por 20-30 minutos. Incluso solo 5-10 minutos pueden ser útiles, pero aléjate para calmarte y luego vuelve a hablar. Pero por favor... hazle saber a la otra persona que volverás en lugar de simplemente alejarte y que piensen que te vas indefinidamente.


¿Puedes comenzar a ver cómo funcionan los muros, con ellos poniendo distancia con los demás, resultan en sentimientos heridos, y no ganas nada útil? Ahora, NO estoy diciendo que no te defiendas, pero hazlo de una manera en la que otros nos escuchen, y estemos orgullosos de cómo manejamos las situaciones.... con LIMITES!


No olvides suscribirte a mi blog (Suscríbete a mi blog, Accompañádote a Sanar (natashapatino.com), para no perderte los próximos blogs relacionados con este tema, por lo que ayudarás a construir relaciones más sanas y cercanas con aquellos que te importan, así como los límites necesarios para los tóxicos.


Hasta la próxima,


Natasha

Entradas relacionadas

Ver todo
Green sun half-04_edited_edited_edited.png
Green sun half-04_edited_edited_edited.png
Green sun half-04_edited_edited_edited.png
Green sun half-04_edited_edited_edited.png
Green sun half-04_edited_edited_edited.png

¿Cómo puedo hacer un comentario en tu publicaciones?

Fue difícil tomar la decisión de no aceptar comentarios en mi blog. Sin embargo, deseo que mis lectores puedan interactuar y sentirse parte de una comunidad. Los comentarios son difíciles de regular y no todo el mundo comenta tomando en consideración los sentimientos de los demás. Los comentarios pueden provocar o molestar a algunos lectores, y eso no permite que se cumpla la misión por la cual fue creado este espacio, un lugar seguro para aprender. Si lees una de mis publicaciones y tienes comentarios, una pregunta importante o una historia que deseas compartir, envíame un mensaje aquí.

Estaría encantada de responderte directamente, y si te parece y me autorizas, incluso compartir nuestra conversación como una publicación de blog. No olvides suscribirte aquí. ¡Es gratis!